Refuerzan las inspecciones de camiones en las carretera de Ontario

By | 2 julio, 2019

Los altos indices de accidentes de transito con víctimas mortales relacionados a los vehículos pesados, ha llevado al estado a tomar medidas para realizar inspecciones en las carreteras de Ontario y así detener a los conductores que infrinjan las leyes de transito.

Del 14 al 20 de julio se realizará La Operación Safe Driver, que se centrará en la inspección de la conducción distraída en carretera. La Operación Placard, está programada para el mes de agosto y se encargará de la inspección del transporte de mercancías peligrosas. Y del 15 al 21 de septiembre se llevará a cabo la inspección para la seguridad de frenos.

Cerca de 58,000 compañías de autobuses y camiones circulan en las carreteras de Ontario, representando 291,155 camiones grandes y 34,000 autobuses. Y existen cerca de 552,464 conductores de camiones y autobuses con licencia comercial en general.

El historial de seguridad de la industria de camiones de Ontario ha mejorado innegablemente en las últimas dos décadas. Mientras que el número de camiones en la carretera ha aumentado un 77%, el número de víctimas mortales que involucran camiones ha bajado un 67%. Pero todavía mucho por mejorar.

El 20% de las muertes por accidentes de tránsito aún involucran camiones grandes.

Richard Robinson, inspector de Nivel I Estándar I de América del Norte certificado por CVSA, en el cumplimiento de las normas del Ministerio de Transporte de Ontario, indicó que cada año, los oficiales de CVSA en la provincia realizan 97,000 inspecciones. Pero la realidad es que menos del 2% de los vehículos son revisados ​​en general.

Esto necesita un despliegue estratégico, no podemos ir de forma aleatoria y esperamos que atrapemos a los infractores, argumentó

Sólo el año pasado, el Ministerio de Transporte de Ontario llevó a cabo 114 campañas regionales de seguridad en vehículos comerciales, lo que convirtió a la provincia en una de las jurisdicciones de mayor producción en lo que respecta a las inspecciones de CVSA.

Cuando suceden cosas con vehículos grandes, suceden cosas grandes, dijo Robinson durante una presentación a la conferencia anual del Private Motor Truck Council of Canada

Durante una operación de inspección de Air Brake el 6 de mayo del 2019, 69 vehículos quedaron fuera de servicio. Si bien aún no se han publicado los resultados de la campaña anual de inspección Roadcheck, Robinson espera que se acerque más a la tasa de cumplimiento del 82,8% que se registró en el 2018.

La industria camionera claramente ha avanzado mucho con esta medida. En 1995, solo el 56.7% de los camiones inspeccionados, se consideraron aptos mecánicamente, dijo.

Los cambios en los procedimientos de inspección de CVSA indican que los equipos se estarán inspeccionando así como el comportamiento de los conductores; entre estos aspectos se encuentran:

  • La conducción agresiva
  • Sobrepasar los limites de velocidad
  • Cambiar de carril/paso incorrecto
  • No usar el cinturón de seguridad
  • Conducir bajo la influencia de sustancias estupefacientes,
  • No moverse para darle paso a los vehículos de emergencia
  • Infracciones de la licencia de conducir comercial
  • Conducir distraído
  • Infracciones en las horas de servicio
  • Problemas con la certificación médica y acreditación de vehículos comerciales.

El exceso de velocidad mantiene un enfoque propio. Durante un proyecto piloto de seis meses que se centró en la velocidad entre octubre de 2018 y abril de 2019, los equipos presentaron 1.036 cargos, y 760 de ellos fueron por velocidades que estaban entre 15 y 29 km / h por encima de los límites publicados.

En un esfuerzo por enfocar mejor los recursos, Ontario se encuentra en medio de un proyecto de automatización de estaciones de inspección de camiones. Hasta el momento, ya se han introducido programas de autorización previa de Drivewyze en todas las estaciones de inspección.

 

Cabe destacar que en estas inspecciones no se tendrá tolerancia para los conductores comerciales que se encuentren bajo el efecto de alcohol o cannabis, en estos casos se llama a la policía para hacer cumplir esas reglas.

Aquellos que no pasen las pruebas se enfrentan a la suspensión de la licencia por tres días que se renueva después de una tarifa de restablecimiento de $250. Los camiones se ponen fuera de servicio, también.

Otras ubicaciones se han mejorado con herramientas de detección de Nivel II, capaces de detectar desafíos mientras los camiones avanzan por las estaciones, monitoreados con herramientas de pesaje en movimiento, herramientas de imagen térmica para monitorear cubos y frenos, y lectores automáticos para placas de matrícula.

Robinson dijo además que en un futuro, los oficiales estarán permitiendo las versiones digitales de los documentos del Plan de Registro Internacional (IRP) que le permite al camión operar en todos los estados y del Acuerdo Internacional de Impuestos sobre el Combustible (IFTA) que notifica sobre el combustible utilizado por los vehículos que operan en más de una jurisdicción. Aunado a ello se están estudiando otras opciones de digitalización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *